CURITOS: Técnica de limpieza para su preparación.

 

Imagen 1. Curito.

Fuente de la imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hoplosternum_littorale.jpg

 

Hola steemados amigos. En un post anterior sobre el curito me referí a su Bioecología y a la utilidad del mismo para el ser humano.

Los comentarios de ese post han girado en su mayoría sobre su utilización su consumo como alimento. En uno de esos comentarios @fran.frey señala que su mamá dice que ese tipo de pescado tiende a tener “sabor tierra”. Yo le respondí que en el caso del curito hay que saber prepararlo.

Lo cierto es que ese evento me motivo para realizar este post donde voy a explicar la técnica que se utiliza para limpiar los curitos para su posterior preparación.

 

COMENCEMOS

 

Cocinar curitos es muy distinto que cocinar otro tipo de pescado. El proceso consta de dos etapas. Una de limpieza de los curitos y la otra la preparación o cocinado de los mismos.

Me explico. Cualquiera que sea la forma como lo quiere cocinar; ya sea en sopa, guisado, asado o a la brasa, primero tiene que pasar por el proceso de limpieza que es distinto al proceso de limpieza de otros peces.

Y es distinto por varias cosas las cuales voy a señalar a continuación:

 

  • El curito, en la época que está en condiciones de ser consumido vive en caños y lagunas que han perdido mucha agua. Esto hace que viva en agua poco oxigenadas y algo fangosas. Por esta razón hay que limpiarlos bien.

 

  • A este pez no se le quitan las escamas; que son una serie de placas ósea pequeñas, como se hace con otros peces. O sea, al momento de cocinarlos se cocinan con sus escames.

 

  • Tampoco se le sacan las agallas y las tripas (vísceras, intestinos). O sea, se cocinan completos: con escamas, agallas y tripas.

 

Como se nota los tres puntos anteriores establecen diferencias entre la preparación del curito con la preparación de otros peces.

 

TÉCNICA DE LAVADO

 

Para lavar los curitos se siguen los siguientes pasos:

 

  • Se lavan bien todos con agua a temperatura normal para realizar una primera limpieza.

 

  • Luego se calienta agua a una temperatura por encima de tibia pero no tan caliente. Debe tener una temperatura soportable al tacto de nuestras manos. Generalmente se requiere calentar más agua para agresarsela a la primera cuando ya esté tibia.

 

  • Se colocan los curitos en una olla. Si no caben todos se van agregando poco a poco durante el proceso.

 

  • Se vierte el agua caliente sobre los curitos de manera que los cubra a todos.

 

  • Luego, teniendo cuidado de no pincharse con los espolones que tiene los curitos los cuales doblan con cierta facilidad y se pegan del cuerpo, se agarra uno de ellos y se le separa un poco la placa que cubre las agallas para que entre agua caliente hacia dentro y seguidamente asegurando al curito con una mano se pega la cabeza en la palma de la otra mano y se realiza un movimiento de arriba hacia abajo varias veces.

 

En este procedimiento va a salir sangre de las agallas del curito mezclada con el sucio que allí haya. Abrir las agallas para que entre agua y repetir el proceso debe hacerse hasta el agua salga limpia.

 

  • El proceso anterior debe repetirse con cada uno de los curitos. Uno por uno. Y recuerde agregar más agua caliente cuando la que está usando ya está tibia.

 

  • Luego de terminar el proceso anterior con todos los curitos los vuelve a lavar con agua a temperatura normal.

 

  • Ya están listos para cocinarlos en la forma que prefiera.

 

En este punto debo señalar lo siguiente. Como sucede con todo tipo de pescado puede haber un curito en mal estado. Esto se notara por su olor. La mejor forma de determinarlo es en el momento de limpieza de las agallas oliéndolas una por una. La que huela aunque sea un poco mal deseche ese curito.

Para que tengan cuidado con los espolones les dejo estas dos imágenes:

 

Imagen 2. Note uno de los espolones de los que debe tener cuidado de no pincharse.

Fuente de la imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Atipa_from_French_Guiana.jpg?uselang=es

 

Imagen 3. Note como el espolón se pega al cuerpo del curito ofreciendo menos riesgo de pincharse. La dirección de esta imagen está en la imagen inicial.

Fuente de la imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hoplosternum_littorale.jpg

 

Buenos steemados amigos a partir de aquí es decisión de cada quién de cómo lo va a preparar: en sopa, guisado, a la brasa o asado cualquier otra forma.

 

SALUDOS, UN ABRAZO DESDE SAN FERNANDO DE APURE, VENEZUELA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *